6/18/2013

3º Capítulo, fanfic Mr. Destiny


Hellooooo, bueno, un poquito tarde pero está aquí. El tercer capítulo es desde la perspectiva de my love G-Dragon *-* También aparecen TOP y la pequeña Shin Hye como nuevos personajes. GD es un personaje adorable pero bastante amplio (en el sentido de que tiene muuuuchas cosas en esa cabeza excéntrica). Será difícil saber sobre que habla a veces, sobre todo en este capítulo en el que no se sabe su secreto hasta el final (final que es bastante jodido xD) Pero en fin, aquí lo dejo:



Gu Mi Ho, ella se había vuelto hermosa. Cada vez lo estaba más. Todos los hombres y algunas mujeres se giraban cuando caminaba, la miraban con admiración por su seguridad, otros con deseo. Y eso me ponía algo celoso. Era extraordinario el cambio que había dado en tan poco tiempo, ella ya era bonita pero ahora lo era más. Poseía una piel exquisitamente blanca y una estatura promedio alta. Tenía los ojos brillantes y unos labios gruesos. Últimamente he notado que se me acerca de vez en cuando, no sé exactamente cuáles son sus intenciones y tampoco creo que deba rallarme tanto. Es buena chica y bastante agradable cuando conversamos; pero lo más importante de todo, lo mejor de ella, aquello de lo que no podía apartar mi vista ni por un momento es aquel largo y sedoso cabello negro. Cada vez que lo veía brillaba, lo admiraba… no, es más, lo envidiaba, yo quería aquel cabello. Ya sé que se me conoce por ser el líder de la famosa banda Big Bang, pero otro aspecto que me caracteriza demasiado es mi propio y genial gusto por la moda. Y aquel cabello era digno de alabar. Cada vez que la veía por tanto babeaba por su pelo.
-          Últimamente la ves mucho – decía mi gran amigo TOP mientras salía de la universidad. Me puse nervioso.
-          ¿a quién? – dije. TOP no debía conocerla, era demasiado guapo y a ella podría atraerle, es más, ya le gustaba… y eso me ponía celoso.
-          ¿Cómo qué a quién? Gu Mi Ho. – exclamó divertido. TOP era un hombre maravilloso, tenía una personalidad demasiado agradable pero a la vez misteriosa. Tan sereno, tan enigmático…
-          ¿Mi Ho? ¿la conoces? – pregunté aun más tenso.
-          Desde luego – se encogió de hombros – todo el campus ya la conoce y llega a mis oídos…
-          Oh – me estaba comenzando a poner serio – y ¿crees que es guapa?
-          Bueno – dijo con cara despreocupada – es bonita – continuó. Me ponía cada vez más triste.
-          ¿Tanto como yo? – pregunté divertido, eso calmaría lo tenso que estaba, TOP rió.
-          Tú eres aun más lindo – me cogió una mejilla y la pellizcó sonriendo.
-          ¿Qué dices? – me reí. Llegó un leve rubor a mis mejillas. Ufff, ya podía respirar, que alivio… Sabía que era bastante lindo entre los del campus y que gustaba a bastantes chicas ¡e incluso chicos!
TOP y yo aquel día teníamos que comenzar a aprendernos un guión para un anuncio publicitario y no nos iba mal… excepto porque nos encontraríamos de nuevo con toda la banda. Parece ser que alguien del staff descubrió aquello que llevo escondiendo toda mi vida… mi secreto más guardado. Nadie podía saberlo, la verdad es que nadie lo sabía (en el pasado tal vez alguien sí, pero ya no están aquí para contarlo). Por lo que no estoy seguro de qué personaje del staff fue quien le filtró información a SeungRi, el miembro más joven de nuestra banda y, desde luego, el más infantil e inconsciente. Si él se iba de la lengua o el miembro del staff es sobornado para revelar mi secreto se armaría un verdadero escándalo y nuestro grupo podría desunirse… y no puedo hacer eso, ni aunque quisiese yo mismo que se supiese mi secreto.
-          Unnie – gritó SeungRi en cuanto me vio. Le fulminé con la mirada. – digo, Hyung. – sonreía mientras me abrazaba divertido. Yo solo quería estamparlo contra la pared.
-          SeungRi, si dices algo sabes que estás muerto ¿Verdad? – fue mi agradable bienvenida.
-          Hyung, ¿Crees que yo diría algo? – dijo haciéndose el inocente.
-          Panda, te quiero lejos de mí hoy. – dije serio – y a esa persona que se fue de la boca contigo quiero que sigas callándola.
-          No te enfades hyung – dijo haciendo pucheros – sabes que yo sé guardar un secreto.
-          Sí, seguro… - dije, saqué un espejo de mi mochila y comencé a arreglarme el flequillo (cerquillo), me había hecho un nuevo peinado para el video.
Más tarde me encontré con los demás miembros del grupo y fue en general bastante bien. El director era una persona bastante amable pero cuando nos tocaba actuar no se limitaba a decir…
-          ¡Corten! – gritaba.
-          ¿Ahora qué he hecho mal? – decía SeungRi pisando fuertemente el suelo.
-          Nada, solo faltaría eso… - dijo serio el director.
-          ¿entonces? – preguntó el panda mientras volvía a su sitio para comenzar de nuevo la escena.
-          No me gusta la iluminación… - pensaba mientras rozaba su barbilla con la mano derecha.
-          Uff – se quejaba SeungRi. La verdad es que le había costado aprenderse el guión. Pobre panda.
Después de media hora su escena estaba perfecta y los editores no tardaban. Me tocaba a mi cantar el estribillo de “fantastic baby” junto a TOP.
-          Sí, así – decía complacido el director, se llamaba Charlotte ¿nombre de mujer? No le importaba, sus padres eran igual de excéntricos que él. – perfecto GD, eres genial. Pero quiero ese maquillaje y peinado para cinco minutos – mientras hablaba subía el grado de voz para que la maquilladora y peinadora se acercasen y me retocasen. Estaba exhausto. – Lo estás haciendo muy bien GD – me sonreía.
-          Gracias – dije. Di un suspiro de cansancio y me senté mientras las chicas hacían su trabajo, una de ellas era extranjera, parecía ser europea. Se llamaba Rachel y tendría apenas unos 18 años. Era bastante agradable y tenía unos enormes ojos verdes. Me arregló el cabello y pasó algo de polvos por mi cara. – gracias – le contesté y con una sonrisa se marchó.
-          ¿Ya estás listo? – me preguntó el director.
-          Si. – respondí. – aunque no creo que dure más – bromeé.
-          Ya casi estás GD – dijo Charlotte – luego le toca a Taeyang.
Acabé el coro de la canción junto a TOP mientras hacíamos propaganda sobre un teléfono móvil, al parecer sería la sensación del momento. Y ¿qué más que hacerlo con “fantastic baby”?
-          Hyung -  dijo Taeyang – yo ya me voy, pero Dae Sung se quedará junto a SeungRi aquí.
-          Adiós Tae – dije. Todos estábamos exhaustos. Iba hacia el camerino para ponerme ropa más “normal”, bueno, no normal sino más cómoda.
Cuando salí de mi camerino buscando a TOP para irnos a comer tal y como habíamos quedado me encontré con Dae Sung solo.
-          ¿Y TOP? – pregunté.
-          Estaba con SeungRi la última vez que los vi. – se encogió de hombros mientras leía el guión para el día de mañana.
-          Vale. – respondí. Salí hacia el camerino de TOP y no estaba, fui al de SeungRi y allí estaban los dos conversando en voz algo baja. La puerta estaba entreabierta pero aun así no lograba oír nada. Así que entré de todos modos. Lo que vi no me gustó.
-          GD – dijo TOP con sorpresa en el rostro y yo supe a que se debía. No había sido un susto sino que TOP estaba sorprendido de lo que seguramente el torpe e inconsciente panda le había contado.
-          SeungRi – dije en voz baja pero furiosa. Él solo me miró y comprendió que lo que había hecho no había sido prudente.
-          Hyung, pensé que él podía saberlo – se excusó.
-          G-Dragon – dijo TOP aun en shock… mierda, lo sabía. No podía ser verdad. Salí de inmediato corriendo de allí. Salí del recinto y cogí un taxi. Descarté ir a mi piso. Me fui al único lugar al que podía haber ido: mi antigua casa.
TOP se había enterado de mi secreto, era mi mejor amigo y de seguro debía sentirse mal porque yo no se lo haya confesado nunca. Pero más destrozado estaba yo ¿ahora qué sucedería? Ya no me miraría con los mismos ojos después de lo que se acababa de enterar. Maldita sea, mataré a SeungRi. Cuando salí del taxi me dirigí hacia unas dos manzanas de mi casa, allí había un parque en el que jugaba a menudo cuando era un niño… “un niño normal”… Me senté en uno de los columpios que allí habían y me mecía suavemente, pensaba en mi infancia, en mi madre, en papá… en mi pasión por la música y mis comienzos con la banda en la maravillosa YG family. Realmente me había esforzado mucho, con ese secreto todo podría venirse abajo… pero traté de tranquilizarme, TOP de seguro no diría nada pero… ¿y si ya no quiere ser mi amigo? ¿Y si el hecho de no habérselo contado le haya hecho daño? O peor… ¿y si no le gusta mi secreto? ¿Me rechazará mi hermano del alma? SeungRi se había metido en un buen lío. Mañana le armaré una buena en cuanto le vea… y en cuanto a TOP, eso puede esperar. Me balanceé un poco y vi de repente como una chica extraña con un vestido largo y azul se acerca al lugar en el que estaba, no parecía acercarse por mí, ni tan solo me reconoció como GD. En su lugar solo se sentó en el columpio que tenía a la izquierda y de la misma manera que yo, ignorándome por completo, comenzó a balancearse. Parecía triste y tenía un semblante desolado, alejada del mundo. Por curiosidad giré un poco para verla mejor y me di cuenta de que sus mejillas estaban húmedas, la chica había estado llorando y sollozando todo el tiempo, no me había ignorado, es solo que desde un principio no se había fijado de que yo estaba allí. Tenía una piel muy tersa y unos ojos grandes, sus labios eran gruesos y sus pestañas húmedas eran largas. Era pequeña y se asemejaba más bien a una niña. Sus lágrimas y sollozos conmoverían a cualquiera y sobre todo a alguien tan sensible como lo era yo. Traté de decirle algo pero ¿qué podía decirle a la pobre chica?
- Ehm… - comencé – ¿hola? – me miró sorprendida e inmediatamente se ocultó el rostro con las manos. – que no muerdo. – le dije para que tuviese confianza.
-¿Cu – cuánto tiempo llevas allí? – dijo con voz aguda, aun sollozaba.
- Pues bastante más que tú – dije sonriendo. Ella se alteró y empezó a susurrar para ella “no, no, no” se reprochaba y probablemente se golpeaba mentalmente. Puso cara de circunstancias y se giró hacia mí.
- Me llamo – comenzó – Park Shin Hye. – dijo en voz extremadamente baja, suerte que era un buen músico y mis oídos eran supersónicos. (Broma, broma).
- Park Shin Hye – repetí – yo soy G-Dragon – sonreí. Ella levantó la mirada y dejó de ocultarse con sus cabellos. Aun sollozaba un poco.
- ¿GD? – repitió también. – de ¿Big Bang?
- Sí – sonreí más.
- Vaya, no te había reconocido… - tragó saliva algo sorprendida –  no es que vayas “normal”, pero acostumbras ir más… mm… cargado. – dijo con una voz increíblemente adorable, me estaba comenzando a enamorar de su voz y de sus sollozos… suena extraño que alguien se enamore de lo sollozos de alguien, pero así era yo. Raro. Y ahora aun más.
- Lo sé, he tenido una tarde muy larga – dije algo deprimido. Suspiré.
- Vaya. – respondió cohibida.
- Por lo visto la tuya tampoco ha sido muy agradable. – dije tratando de sonreír. De repente ella se echó a llorar de nuevo. - ¿Qué he dicho? – pregunté. Aquella chica era bastante extraña.
- No me deja. – sollozó.
- ¿Qué? – pregunté acercando mi rostro mientras continuaba sentado en el columpio.
- ¡Qué no me deja! – rompió a llorar de nuevo.
- Pero que… ¿Quién no te deja? ¿El qué? – pregunté yo.
- Ir a la escuela de música – se calmó un poco mientras seguía sollozando. – mamá no quiere que estudie violín en el conservatorio, me obliga a estudiar en la universidad.
- Vaya – le gustaba la música y ¿no dejaban que estudiase lo que quería? Eso era una injusticia.
- ¿Y qué es lo que quiere tu madre que estudies? – pregunté alarmado.
- Musicología, dice que si no me saco la carrera de la universidad no me dejará ir al conservatorio. – ya se estaba tranquilizando más.
- Bueno, eso es bastante triste – dije bajando la cabeza.
- Si que lo es – dijo ya más calmada. - ¿y a ti? ¿Qué te pasaba? – preguntó curiosa.
-¿A mí? – pregunté levantando el rostro, ella asintió lindamente con la cabeza – una persona muy especial se ha enterado de algo muy importante para mí.
- Y ¿cuál es el problema? – preguntó.
- Pues que no sé cómo irá a tomárselo, es algo delicado. – me encogí de hombros. Supe que ella me seguía mirando esperando  a que le contase. La miré ¡qué curiosa! - ¿quieres saberlo?
- Sí – asintió de inmediato, sus ojos brillaban. Me levanté del columpio y fui al de ella. Me arrodillé delante de ella a lo que puso cara rara. – Inclínate – le dije. Se asustó pero lo hizo, recogí un mechón de su cabello detrás de su oreja y le dije muy bajito cual era mi mayor secreto. Ella solo escuchaba expectante. Finalmente dejé de hablar y la miré, ella estaba muy sorprendida pero tenía un rostro divertido ¿por qué?
- Vaya, no lo habría pensado del líder de la banda Big Bang. – soltó una risita. ¿De qué se ríe?
- ¿Por qué te ríes? – pregunté incrédulo.
- De nada – soltó más risitas como una niña de cuatro años.                          
- ¡Hey! – Dije – es algo importante para mí.
- Creo que te estás preocupando demasiado – dijo tranquila. Miró el cielo un momento, estaba despejado, hacía un buen día. Sonrió y me miró. – No pensé que fueses así GD, ahora me caes muy bien.
- Te caigo bien… ¿por eso? – pregunté refiriéndome a lo que le acababa de contar. Enarqué una ceja.
- No – rió. – me refería a cómo eres. Amable, agradable, noble. Pareces una buena persona.
- Gracias – suspiré. Su voz era encantadora, tanto sus lloros como sus risas. Ella era adorable.
- De nada. – dijo tierna.
Se excusó con que tenía que hacer unas cosas y se fue, dejando desde luego su teléfono. Parece que había hecho una nueva amiga, lo más impactante de todo es que iba a asistir a la misma universidad que yo. Era muy risueña, de seguro caería muy bien a mucha gente. Pensé incluso presentársela a Mi Ho… ella también era agradable como Shin Hye.
De repente, después de quedarme solo durante unos minutos vi algo que me extrañó. Una caja plateada brillante que posaba sobre el columpio en el que había estado Shin Hye. La curiosidad me mató y fui directamente a ver que era. ¿Se lo habría dejado ella allí? No lo creo… Abrí la cajetilla y encontré algunas galletillas, cogí una y me la comí, después de todo no había nadie por allí. Pero en mi boca de repente encontré una tirita de papel. Inmediatamente la saqué y vi que ponía algo en cursiva: “Sé fiel a ti mismo y así, de la manera como la noche sigue al día, serás consecuente con tus semejantes”. Supuse que serían aquellas galletas de la suerte. La frase me hizo pensar durante un momento. ¿Ser fiel? Fidelidad hacia uno mismo… ¿No es lo mismo que poseer integridad personal? Ser lo que soy, porque es lo que llevo siendo siempre y porque es lo que quiero ser. Sé que aquel aspecto de mí puede ser peligroso para cosas que considero de vital importancia, como la música o como mis amigos (todo esto es mi vida). Pero… ¿De verdad puedo dejar de ser fiel a lo que soy verdaderamente? No. Decidí levantarme e irme a casa. Debía aclarar mis ideas.
Pasaron unos días y no contestaba a las llamadas de TOP, únicamente asistí a clases dos veces más y al ver que estaba allí él salía corriendo. Ni contesté a panda o al grupo. Ni tan solo al manager. Estaba confundido, no sabía que podía pasar de ahora en adelante y necesitaba aclarar mis ideas.
Había pasado cerca de una semana y me levanté temprano para asistir a la uni. Me salté una hora y paseé por el campus, por allí me encontré a Shin Hye. Al parecer era su segundo día asistiendo y no le iba mal, decía que no era tan malo después de todo. Algo aburrido sí. Que me lo diga a mí…
-          Entonces… ¿has hecho amigos? – pregunté de buen humor.
-          Mmm – dijo algo deprimida.
-          ¿No? – le pregunté.
-          No, bueno, solo he venido un par de días. – sonrió triste.
-          No pasa nada. Yo te ayudaré. – dije. La cogí del brazo y pensaba encontrar a Eun Chan y a Mi Ho. Solo encontré a Eun Chan.
-          ¡Hey! – saludó Eun Chan. – ¿qué tal?
-          Genial – respondí – mira te presento a Park Shin Hye – dije mientras trataba de sacarla de detrás de mi espalda… ¿Tan tímida era?
-          Hola – dijo la divertida Eun Chan. – Awww, es muy linda. – dijo mirando a Shin Hye. Esta se ruborizó.
-          ¿Verdad que sí? – dije yo. – por cierto… ¿en dónde está Mi Ho? – pregunté ilusionado.
-          La vi hablando con TOP después de clase. Aun seguirá allí. – dijo encogiéndose de hombros.
-          ¿Con TOP? – pregunté nervioso. ¡NO! A ella le gustaba TOP, o al menos eso me dijo… aunque no era precisamente lo más importante ahora. De todas formas no podía ser, si estaban juntos… podría pasar algo.
-          Al parecer TOP te buscaba y le estaba preguntando por tu paradero supongo.
-          Vale, ahora vuelvo – dije agitado. – fui corriendo hacia la última clase que teníamos los de comunicación audiovisual. Últimamente me estaba perdiendo algunas clases y aquellas charlas sobre una empresa que dijeron que se harían últimamente.

Fui corriendo hasta el salón y de repente los vi demasiado juntos… estaban a unos escasos centímetros y él trataba de contarle algo a ella cerca al oído, tenía una mano en su hombro. Los celos comenzaron a quemarme de pies a cabeza ¿estaba tocándola? ¡No podía ser! ¿Se gustaban? ¡No lo iba a permitir! Y sin poder controlar mis impulsos entré a la clase directamente hasta en donde estaban ellos dos. Aparté la mano de él de encima de ella. No podía controlarme, mis celos me tenían fuera de control y sin poder soportarlo un segundo más me acerqué y apreté su cuerpo junto al mío dejando al otro espectador sin aliento. Tomé su mano y la apreté con fuerza. Mis ojos se cerraron y de repente pegué mis labios sobre los labios de él. Sí, estaba besando a TOP. Soy homosexual y me gusta mi mejor amigo. Ahora él también lo sabe…

NOTA: Sí, bueno, yo advertí el yaoi xDDD. Es el primer beso que se ve en el fanfic >.< GD me mata y TOP *¬* amo a esos dos pero debo decir que la idea del yaoi entre ellos fue de unnie Rach, que por cierto, de ella sale un pequeño cameo como la maquilladora de G-Dragon ^-^ En fin, que más decir me falta presentar solo a un personaje más y ya estamos todos. Big Bang como se ve tiene mucha influencia en la historia pero los otros miembros (que no son GD ni TOP) no suelen aparecer demasiado. Decir que tardé un poco porque estoy de exámenes de la selectividad para la uni y tal (es un agobio) TT. Bueno, con esto me despido y nos vemos el Sábado. *-*

2 comentarios:


¡Annyeong! ¡ Bienvenidos a Doramas Preference. Este es un rincón donde compartir opiniones de doramas, películas, kpop, noticias y mucho más^^. ¡No os olvidéis de haceros seguidores y comentar!

Chingus ^^

Popular Posts